Envío Gratuito en Compras Mayores a $3,500
El equipo Duque visitando a la Chef Marcela Bolaño

Los acentos de Marcela Bolaño

En el centro de San Miguel de Allende, Guanajuato, se encuentra un lugar cálido y acogedor, lleno de armoniosos colores, luz natural que entra por grandes ventanales y auténticos murales llenos de arte; todo en la medida perfecta para mantener su sencillez y elegancia. Te estamos hablando del restaurante Marsálà “Cocina con Acentos”. Este restaurante despertó nuestro interés, pues en Duque di Galliano nos identificamos con su filosofía y altos estándares en sus procesos. Por ello, viajamos hasta San Miguel de Allende para conversar con Marcela Bolaño, la mente maestra detrás de este fascinante concepto gastronómico que fusiona la cocina mexicana, mediterránea y asiática.

Chef Marcela Bolaño en nuestra visita a su restaurante Marsálà

Ya teníamos un tiempo pensando en brindar un espacio a emprendedores, empresarios y figuras de interés como Marcela. Creemos que personas apasionadas y talentosas como ella merecen toda visibilidad y reconocimiento. Sin embargo, nos llevamos una grata sorpresa al llegar a aquel patio con árboles de limón en el interior de Marsálà, pues nos topamos con otra mujer igual de admirable que ella; su socia, Ximena de León Campomanes, quien es también pieza clave detrás del negocio. Juntas, Marcela y Ximena dieron con la idea de abrir un restaurante para plasmar los sabores que Marcela había descubierto en sus viajes alrededor del mundo, y hoy ese restaurante está dando de qué hablar.

Sus inicios

Antes de Marsálà, estas dos empresarias se asociaron en un catering llamado MB Catering by Desing, en el que sirvieron comidas y cenas a grandes figuras del arte y el espectáculo como Madonna, y a reconocidas marcas como Dior. Después, nace la idea de hacerse un lugar en la industria restaurantera, mayormente dominada por hombres. De aquí la importancia que Marcela le da a la sororidad, al hecho de educar a más mujeres a apoyarse y no aplastarse entre ellas para poder progresar juntas.

“Es momento de cambiar, de apoyarnos entre nosotras, de aplaudir el éxito y la belleza de otra mujer sin envidia ni celos. Dejemos atrás la educación que nos inculcaron. Igualmente, las mamás y papás de hijos varones tienen la responsabilidad de enseñarles que todos somos iguales.”

Chef Marcela Bolaño.
Marcela y su socia, Ximena.

Cuando Marcela era niña, su mamá tenía un negocio de banquetes, por lo cual en su casa no comían lo típico que otras familias mexicanas. En su familia se cocinaban platillos diferentes, como patas de cangrejo, fideo seco, pato y caracoles. Era una cocina muy diversa, y es en esta etapa de su niñez cuando nace en Marcela la “cosquillita” de tener un restaurante propio y, más adelante, aflora en ella el deseo de compartirlo con Ximena.

Marcela creció en la Ciudad de México, pero fue cultivando su pasión por viajar y conocer otras culturas y sabores. Todo esto resultó en esa característica fusión que ha plasmado en sus platos, siempre con un toque personal. Hoy día tiene dos restaurantes: Marsálà y Kouyin Asian Eatery. Muchos la conocen por su participación en la segunda temporada del show televisivo Top Chef y por ser una voz femenina influyente en el mundo de la gastronomía mexicana.

Ojo al detalle y amor por lo que hace

Marcela procura que los comensales se sientan como en casa, como si de una comida familiar se tratase. Le preguntamos cuál es el secreto para lograr esto y fue Ximena quien nos compartió “Creemos que es importante no solo tener un negocio, sino ser parte de ese negocio. Nosotras tratamos de estar presentes y creo que eso es lo que hace la diferencia. Hace que las personas se sientan consentidas. No tenemos clientes, sino que tenemos amigos.”

Marcela es autodidacta. Es una observadora y una aprendiz que adora explorar nuevos sabores y jugar en la cocina. Marsálà tiene mucho de su personalidad, ya que se caracteriza por ser un lugar que no es pretencioso, predicando la filosofía de la sencillez de los alimentos, respetando su sabor y origen. Para Marcela es importante que los productos sean lo más naturales y locales posibles. Por ello, apoya a productores locales, sustentables y orgánicos. Nos contó que siempre busca comprar buenos productos, los cuales deben estar bien elegidos, bien combinados y con ese toque distintivo que le ayudan a darle vida a platillos como su popular Carpaccio de Zucchini y otras delicias que puedes consultar aquí, por si alguna vez quieres darte una vuelta por San Miguel de Allende.

El concepto de Marsálà es el de una cocina con acentos. Los acentos son esos toques intencionales en la producción y la decoración de los platos y del restaurante en sí. Son esos detalles que distinguen la experiencia del comensal. Este restaurante es la combinación de todos esos acentos procurados con delicadeza; desde la manera de cocinar los platillos y presentarlos, hasta el cómo se les platica a los comensales sobre la carta.

Trabajo en equipo para grandes resultados

Con Ximena a su lado, en una grata tertulia, Marcela nos contó que ambas hacen un equipo fantástico. “Ximena y yo nos complementamos mucho para que todo tenga una congruencia y una armonía, aun siendo muy eclécticos.” Nos dijo.

Marcela reconoce que cuenta con un gran equipo, tanto en cocina como en piso, que ya son parte de la familia. Daniel es el gerente y está allí, prácticamente, desde que abrieron; entró cuando Marsálà tenía apenas tres meses y ya van para cinco años. Empezó como barman y mesero. Rápidamente, notaron su entusiasmo, sus ganas de superarse y de ponerse la camiseta de Marsálà. Con el tiempo, Daniel encontró su pasión en los vinos, les comunicó a Marcela y Ximena que quería hacer un curso de sommelier y, sin dudarlo, ellas lo apoyaron. Así, él se formó, se graduó y hoy día se encarga de capacitar a otras personas en esta profesión; lo hace allí mismo en el restaurante cada martes.

En cocina tienen también a un equipo muy comprometido, entre quienes se encuentra Esmeralda, quien tiene ya dos años trabajando allí y se siente muy feliz, pues superó la pandemia junto a ellas. Marcela fue enfática en que, durante la pandemia, siempre apoyó a su personal. Nos dijo “Nos gusta que nuestro equipo de trabajo crezca con nosotras y buscamos siempre la manera de hacer que sigan a nuestro lado.”

Una de las mayores semejanzas entre Duque y Marsálà es el amor con el que todo el equipo trabaja en cada etapa y la atención al detalle. No nos caracteriza la prisa ni la cantidad, sino la calidad y la garantía de una experiencia de primera.

Un llamado a apoyar lo local

Marcela y Ximena consideran que emprendieron en el lugar ideal, ya que Guanajuato tiene muchos recursos; tienen pieles, carnes, frutas, verduras y más. “Es un estado rico en donde cualquier rubro puede florecer, obviamente, con buen desempeño y muchas ganas.” Nos dijo Ximena. Para ellas es importante que apoyemos la economía local.

De izquierda a derecha: Ximena, Marcela y nuestra Gerente Comercial, Patricia Flores.

Hoy Marsálà es considerado por la Guía México Gastronómico entre uno de los 120 mejores restaurantes de México. Estamos absolutamente complacidos de haber realizado este viaje y haber conocido a Marcela y su socia, Ximena. Volvimos a casa inspirados por su historia y con muchas ganas de compartirla, porque el mundo necesita más Marcelas, más personas haciendo lo que saben y aman hacer.

Duque di Galliano

“Esto es lo que sabemos hacer y nos gusta hacerlo bien.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Iniciar Sesión
Cerrar
Carrito (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.